Saltar al contenido

Transporte

En Uruguay el sector transporte es el segundo sector de mayor consumo energético después de la industria y el principal consumidor de derivados de petróleo.

Es en este marco es que se ha incorporado el uso de biocombustibles y la eficiencia energética como componentes fundamentales de la política energética del país.

Las medidas de eficiencia energética en el sector transporte redunda en beneficios importantes no solo en ahorro económico y energético, con su impacto en la soberanía energética, sino también en la disminución de emisiones contaminantes, tanto a nivel global como local.

El análisis de nuevas tecnologías disponibles en el mercado para este sector es una de las líneas de trabajo que se están llevando adelante desde la Dirección Nacional de Energía, en coordinación con los principales actores involucrados. Particularmente, se está trabajando en la evaluación de tecnologías eléctricas e híbridas aplicables a las flotas de transporte urbano y taxímetros.

Con el objetivo de promover vehículos más eficientes se implementó la readecuación de las tasas de IMESI de vehículos, promoviendo los vehículos de menor cilindrada que son más eficientes. A su vez, se encuentra en estudio la reducción de arancel de importación de vehículos híbridos y eléctricos.

Desde la Dirección Nacional de Energía se ha impulsado la elaboración de la norma de etiquetado de eficiencia energética de vehículos livianos lo que permitirá a los consumidores contar con información veraz sobre el rendimiento de los vehículos disponibles en el mercado.

Desde el punto de vista de los conductores existen programas a nivel internacional que muestran que los hábitos de conducción pueden afectar en hasta un 15% el consumo del vehículo. En este sentido, está previsto la realización de mediciones específicas, cursos para conductores y se están elaborando materiales y desarrollando acciones de difusión en relación a los hábitos de conducción eficiente.