Skip to Content
Back

Energía para hogares aumentó más que la del sector industrial

16.01.2017

Energía para hogares aumentó más que la del sector industrial

El indicador del costo energético del sector industrial (IPEI) cerró 2016 con una suba de 6,1% en 2016, en línea con la suba que experimentó el año anterior (6,05%). Sin embargo, el índice del costo de energético del sector residencial mostró una variación interanual de 9,4% el año pasado, lo que determina en aumento de 1,3 puntos sobre la evolución de la inflación en 2016 (8,1%).

De acuerdo con el trabajo que divulgó la consultora energética SEG Ingeniería, el mayor costo de la energía para los particulares se explica a las distintas variaciones que experimentaron los enérgicos, pero en el caso de la electricidad se verificó un menor impacto del plan "UTE Premia" que en diciembre de 2016 contrajo la tarifas 19,5%. En igual mes de 2015, el impacto de esa campaña en la factura de la electricidad fue de 21,9%.

Por otro lado, la canasta media de energía residencial -compuesta por una serie de fuentes energéticas que suele consumir un hogar uruguayo- cerró 2016 con un costo de $ 1.931,8, un incremento de 8,9% respecto a los $ 1.773,8 que pautó el último mes de 2015.

Boom de renovables

En su reporte mensual de diciembre SEG destacó algunos cambios que se procesaron en la matriz energética uruguaya. Por ejemplo, el éxito de la denominada "Revolución eólica uruguaya" que permitió alcanzar en setiembre cifra de 1 gigavatio de potencia eólica instalada. Los datos publicados por la ONU en abril de 2016 revelan que Uruguay es el tercer país que más invierte en América Latina en energías renovables, luego de México y Chile. Todos los esfuerzos realizados por el país en esta materia llevaron a que el exdirector Nacional de Energía, Ramón Méndez, fuera considerado por la revista Fortune como uno de los 50 líderes mundiales.

Uruguay cerró 2016 con un balance de alta penetración de energías renovables en su matriz eléctrica. De los 365 días del año, en 178 la electricidad provino 100% de fuentes renovables, y en todo el año solo el 4% de la electricidad fue generada por fuentes fósiles.

El Observador