Saltar al contenido

En el Transporte

Recomendaciones generales

Consejos para la eficiencia energética en vehículos

El uso de vehículos representa un porcentaje importante del consumo de energía de nuestro país. Este consumo puede reducirse tomando medidas que aseguren una conducción más eficiente.

El combustible libera energía térmica a través de la combustión dentro de los cilindros del motor.

Esta energía se transforma en trabajo mecánico proporcionando el movimiento a las ruedas del vehículo. En el mejor de los casos, de la energía que libera el combustible sólo se podría aprovechar el 30%, pero este porcentaje es bastante menor sobre todo cuando se circula por ciudades con frecuentes arranques y paradas.

Saber sacar el mejor partido al combustible consumido es uno de los objetivos de la "conducción eficiente".

La figura ilustra las pérdidas referidas a la energía aportada y la energía finalmente aprovechable.

Un vehículo promedio utiliza solamente un 12.6% de la energía aportada. El restante 87.4% de la energía aportada se desperdicia debido a pérdidas mecánicas.

Cabe aclarar que este 12.6% aprovechable, disminuye si tomamos en cuenta las pérdidas por aerodinamia, rodamiento, etc.

Gasolina

La adopción de medidas para la conducción eficiente representa beneficios tanto para el medioambiente como también en el ahorro de dinero que se puede lograr siguiendo nuestros consejos.

Acceda al folleto sobre Transporte eficiente y seguro