Saltar al contenido

Camino de migas Camino de migas

En la Oficina

Recomendaciones generales

Al comprar nuevos equipos obtenga aquellos de mayor eficiencia energética.

Encienda la luz cuando sea necesario. Si es posible y tiene buena visibilidad al estar ubicado cerca de ventanas y cristales no encienda las luces.

Instale lámparas de bajo consumo.

Minimice el uso de ascensores.  Es recomendable que para subir o bajar dos pisos utilice las escaleras. Regule su uso, por ejemplo si existe más de un ascensor, en horas de baja demanda deshabilite alguno.

Al construir o remodelar el área de trabajo aproveche los recursos naturales en la iluminación.

Designe un "Responsable energético" dentro de la organización.

Promover la iniciativa del uso compartido de vehículos entre compañeros y amigos que trabajen dentro de la misma ruta es una excelente forma de ahorrar combustible, dinero y contribuye a cuidar el medio ambiente. Puede ser conveniente generar un plan de transporte para los empleados de la empresa.

Oficinas, áreas y servicios comunes

La utilización de energía en oficinas, áreas comunes de edificios y para suministrar servicios comunes (ascensores, agua, iluminación de espacios, servicios sanitarios, etc.)  tiende a ser ineficiente, ya que los usuarios no sienten un compromiso directo sobre su uso responsable. Además, los costos de su uso ineficiente no se asumen en forma directa, o los mismos son compartidos por una gran cantidad de usuarios, diluyéndose el incentivo para ahorrar.

Modifique algunos de sus hábitos y costumbres:

Reduzca, dentro de lo posible, el uso de agua. Considere que el agua requiere energía para su tratamiento y bombeo.

No lave las veredas más de una vez por semana y reduzca el uso de agua con esos fines.

Haga notar a las personas que comparten actividades con usted aquellos hábitos o costumbres que producen un uso innecesario de energía.

Considere las siguientes modificaciones en las instalaciones:

Verifique si es necesario recambiar los motores instalados en ascensores, bombas, ventiladores, compresores, etc. por equipos más modernos y eficientes. Tenga en cuenta que existen dispositivos electrónicos que mejoran el desempeño de las instalaciones reduciendo el consumo. Asesórese con especialistas.

Verifique el estado de las instalaciones eléctricas (ver instalaciones eléctricas).

Verifique si la tarifa contratada es la adecuada, tal vez le convenga reducir la potencia contratada, contratar una tarifa doble horario u otro esquema.

Verifique el consumo de energía reactiva e implemente medidas para su corrección (para aquellos contratos de suministro que sea aplicable).

Verifique que no existan pérdidas de agua.

Calefacción/refrigeración

Fije una política interna para la utilización del aire acondicionado, estableciendo el horario de encendido y apagado y en qué condiciones se encenderá (ver acondicionadores de aire)

Encienda el aire acondicionado  cuando la temperatura externa sea inferior a 18ºC o superior a 24ºC.

No utilice los sistemas de acondicionamiento de aire cuando las condiciones climáticas no lo requieran.

Evite utilizar calentadores de aire o estufas eléctricas.


Acceda a otros consejos en:

Iluminación

Equipos de oficina

Calefaccionamiento y aires acondicionados