Saltar al contenido
Atrás

Ruta eléctrica comienza a ser una realidad

29.12.2017

Ruta eléctrica comienza a ser una realidad

Fue inaugurado este miércoles 27 el tramo inicial de la Primera Ruta Eléctrica de América Latina, que en una primera etapa comprende seis puntos de carga para vehículos eléctricos, ubicados entre Colonia del Sacramento y Punta del Este, en estaciones dependientes de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap).

La actividad consistió en una recorrida que se efectuó a lo largo toda la ruta que une ambas ciudades, inaugurando los distintos centros de carga.

Esta recorrida estuvo encabezada por los presidentes de Ancap y de la Administración de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE), Marta Jara y Gonzalo Casaravilla, junto a representantes del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).

En cada punto de carga se realizó un breve acto que contó con la participación de los intendentes de los departamentos involucrados: Carlos Moreira (Colonia), José Luis Falero (San José), Daniel Martínez (Montevideo), Yamandú Orsi (Canelones) y Enrique Antía (Maldonado).

La actividad dio comienzo a las 8.30, saliendo desde el centro de carga ubicado en avenida Buenos Aires esquina Vicente García, en la ciudad de Colonia, y arribando luego al segundo punto, situado en radial ruta 2, kilómetro 129,5 casi Baltasar Brum, en el mismo departamento.

Posteriormente se salió rumbo al tercer punto, en ruta 1 kilómetro 66, donde se llegó próximo a las 10.30 horas. La cuarta parada tuvo lugar en el centro de carga ubicado en el Aeropuerto de Carrasco, en ruta 101 kilómetro 19, esquina Yacaré.

Finalmente, luego de pasar por el puesto ubicado en el kilómetro 63,5 de ruta Interbalnearia se arribó a la ciudad de Punta del Este en torno a las 16.00, finalizando la actividad en la intersección de las calles Capitán Miranda y Trinquete, donde se ubica el sexto punto de carga de esta ruta.

La Primera Ruta Eléctrica de América Latina, cuyo tramo inicial quedó inaugurado, entonces, el miércoles 27, unirá todo el país a través de las principales rutas nacionales, garantizando el suministro de energía necesario a quienes opten por circular en vehículos eléctricos.

Centro de carga para taxis eléctricos

Mientras tanto, en el predio donde antiguamente funcionaba una subestación de UTE se encuentra ahora el primer centro de carga para taxis eléctricos.

La apertura de este centro significa un hito para la movilidad eléctrica en el transporte público de nuestro país, ya que permitirá que los taxis eléctricos recorran distancias superiores a la propia autonomía del vehículo. Actualmente hay 24 taxis en circulación y se prevé llegar a 350 en el próximo año.

“Estamos adelantándonos a las necesidades”, dijo el presidente de UTE, luego de cortar la cinta en compañía de la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, y del intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

En el marco del impulso a la movilidad eléctrica, UTE colaboró con US$ 10.000 dólares para financiar las matrículas de cada uno de los taxis eléctricos que actualmente están circulando en la capital. En esta segunda etapa ese costo es asumido por la intendencia a través de una rebaja en el valor de las chapas.

La ministra Cosse anunció, por su parte, que se está coordinando con instituciones financieras la creación de instrumentos facilitadores del crédito para la compra de estos vehículos.

Cómo es el centro

El Centro de Carga Joanicó se encuentra ubicado en Joanicó 3362, esquina bulevar José Batlle y Ordóñez. En este centro es posible cargar en forma simultánea cuatro taxis, con una potencia individual de 43 kW. La carga total del taxi se realiza en poco más de dos horas a través de un Sistema de Alimentación de Vehículo Eléctrico (SAVE) de 43 kW, que cumple la función de gestionar la carga, con especial énfasis en la seguridad del usuario.

Los SAVE están conectados con un software de gestión que permite identificar quién está realizando la carga, la energía y potencia requerida, así como el tiempo que el vehículo estuvo conectado. El sistema funciona a partir de una tarjeta que posee el taximetrista, que habilita la operación de carga y permite luego la correspondiente facturación.

Durante el mes de noviembre se realizaron 551 sesiones de carga, por un total de 19.610 kWh. Esto representa un ritmo de carga de 653 kWh diarios y equivale al consumo mensual de 85 hogares residenciales. Se realizaron promedialmente 18 sesiones diarias, con una permanencia media de 56 minutos de conexión.

Cada centro de carga cuenta con un lugar adecuado para que los taxistas esperen la finalización de la carga de su vehículo en una sala de descanso con aire acondicionado, wifi gratuito, sanitarios y demás comodidades.

Caras y Caretas