Skip to Content
Back

CAF-Banco de Desarrollo de América Latina propone medidas para mejorar eficiencia energética en Uruguay

29.11.2016

CAF-Banco de Desarrollo de América Latina propone medidas para mejorar eficiencia energética en Uruguay

Aislar térmicamente las tuberías industriales, instalar bombas de calor o racionalizar el uso de energía en ciertas industrias, son medidas que contribuirían a que Uruguay mejore la gestión de la energía, según el informe “Eficiencia Energética en Uruguay: Identificación de Oportunidades”, que realiza un análisis cualitativo y de costo-beneficio.

“A pesar de que Uruguay es uno de los países que más ha avanzado en eficiencia energética en América Latina, todavía tiene margen de mejora”, según indica el estudio que elaboró CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

La publicación detalla que si bien Uruguay es uno de los países que más ha avanzado en la región en temas de eficiencia energética, es necesario que exista un soporte de instrumentos que incentiven la ejecución de proyectos y que los hagan sostenibles en el tiempo, con el fin de seguir profundizando la buena gestión.

En el informe se hace mención a la importancia de instalar bombas de calor para cubrir las necesidades de climatización en edificios del sector terciario. Se considera como fuente renovable y produce un ahorro en el consumo energético con respecto a una caldera de gasoil del 60%.

También se propone la implantación de la “Norma ISO 50001” bajo la cual se implementan sistemas de gestión de energía por parte de las industrias. La implementación de este certificado implica un ahorro de entre un 2% al 10% sobre el consumo energético anterior.

Otra de las propuestas es el aislamiento de tuberías con el fin de reducir las pérdidas de calor y las emisiones de CO2. Esto supone un ahorro de entre un 2% y un 4% sobre el consumo energético.

Uso eficiente y racional de la energía

“La adopción de esquemas de uso eficiente y racional de la energía permite aumentar los niveles de competitividad, minimizar el consumo de energía, crear nuevas fuentes y nichos de actuación industrial y comercial y reducir la huella de carbono de los países”, explica Mauricio Garrón, director de Análisis y Estrategia de Energía de CAF- Banco de Desarrollo de América Latina.

De acuerdo al Programa Regional de Eficiencia Energética (PREE) de CAF, existen espacios de mejora que pueden traducirse en ahorros financieros para la región hasta por 21.400 millones de dólares.

La implementación de las medidas identificadas en Uruguay permitirá al país ahorros importantes en consumo energético y en emisión de gases de efecto invernadero a la atmosfera.

América Latina es la región en desarrollo más urbanizada del mundo, con casi 80% de su población concentrada en ciudades que han crecido de manera acelerada en las últimas décadas. El aumento del uso de la energía en estos centros urbanos no ha sido la excepción.

El documento completo se puede acceder en este enlace.

LaRed21